CONFERENCIA DESIGUALDAD, INCLUSIÓN Y GÉNERO

El pasado 8 de septiembre, en el marco de las acciones del proyecto de la Red Metropolitana de Participación Ciudadana, se realizó el evento denominado: “Desigualdad, inclusión y género: una mirada desde la contemporaneidad” organizado por la Carrera de Derecho, Matriz Guayaquilen el auditorio de la Facultad de Ciencias Sociales, Humanidades y Educación.

El evento inició a las 18:00 horas con las palabras de bienvenida a cargo de la Lic. Lianet Goyas Céspedez, PhD y la presentación del programa a cargo del Mgs Luis Astudillo. Tuve la oportunidad de hacer mi presentación y ver las presentaciones de los Dres. Sarah Salazar Elbert, Luis Cedeño Astudillo y Kimberly Ibarra (México). El evento estuvo a auditorio lleno con una amplia participación de estudiantes y docentes.

Una síntesis de algunos momentos de mi presentación

APUNTES SOBRE LA RED METROPOLITANA

Hace algún tiempo revisamos algunas ideas en el equipo del proyecto que hoy les comparto a la manera de apuntes respaldados gráficamente. Repasar algunos elementos y retroalimentarnos en base a los resultados sería conveniente para redirigir las actividades en el nuevo período académico a iniciar en el mes de octubre en la UMET como universidad anfitriona y en una nueva etapa en la que se pretende expandir la red.

La red deberá realizar actividades también enfocadas en el control social.

La Red Metropolitana de Participación Ciudadana es un proyecto universitario auspiciado por la Fundación Metropolitana, que desde su institución anfitriona, la Universidad Metropolitana del Ecuador, promueve los derechos de participación realizando distintas actividades para fortalecer la participación y el control social.

Actores sociales, innovación y territorios

La red concibe su intervención social movilizando la participación de las instituciones de educación superior, la empresa, la administración pública y la voluntad ciudadana.

Desde el año 2016 la UMET firmó convenios con el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social promoviendo una amplia participación de la comunidad  universitaria en las actividades del Consejo.

Funciones sustantivas de educación superior, prácticas, programas y proyectos

Las universidades, escuelas politécnicas y los institutos tecnológicos, así como otros centros generadores de conocimiento científico y artes, tienen entre sus funciones sustantivas, la formación de profesionales, la investigación e innovación y la vinculación con la sociedad. Funciones que  articulan entre sí para cumplir los propósitos y ser pertinentes a las demandas de la sociedad.

La articulación de estas funciones tiene escenarios de intervención y formación a través de las prácticas preprofesionales y profesionales en el caso de los posgrados, en los componentes laboral y de servicios comunitarios. Ambos estructurados en el proceso de formación y como parte de programas y proyectos de las instituciones y redes cuya pertinencia está relacionada con la planificación del desarrollo, el impacto en la sociedad y su relación con los actores sociales. Aquellos que en derecho constituyen los espacios de participación ciudadana y control social: la ciudadanía, las organizaciones, los  organismos, las autoridades, los servidores, las estructuras organizativas barriales, parroquiales, recintales y las comunas.

Por lo que, tanto las actividades de formación curricular como las extracurriculares que realizan los estudiantes y los profesores, son un soporte potencialmente considerable para el ejercicio de los derechos de participación.

El proyecto se enfoca en fines explícitos de integración social, acciones, mecanismos de participación y control social mediando el soporte de una plataforma digital para el amplio acceso tecnológico

El proyecto, se enfoca en fines explícitos de integración social, de atención a los grupos vulnerables, los discapacitados, la niñez y la adolescencia, la juventud, la tercera edad, la familia, la equidad de géneros, la población LBTI, la violencia, la convivencia, los privados de libertad, los grupos históricamente excluidos, los pueblos y nacionalidades, la ruralidad, el desarrollo territorial, los objetivos de la planificación nacional y territorial del desarrollo y los objetivos globales del desarrollo sostenible. 

El ejercicio de la participación ciudadana y el control social señala actores, espacios, mecanismos, objetivos, para que el estado, a través del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social haga valer sus competencias sobre la promoción de la participación ciudadana, el control social, la lucha contra la corrupción y la promoción de transparencia y buenas prácticas de la designación de las autoridades que mejor puedan servir a la sociedad y en la rendición de cuentas.

Como un eje transversal al encargo social de las instituciones de educación superior, estos procesos pueden ser apoyados en el marco de programas y proyectos de las unidades académicas y la institución.

El programa de la Red Metropolitana, entre sus mecanismos, propone una Plataforma digital de amplio acceso tecnológico como soporte a este poder del estado, viable y sostenible, que involucre la academia, la administración pública, la empresa y la ciudadanía en general.

PRÓXIMAMENTE / estaremos revisando las ideas para lograr una mayor contribución desde el proyecto a la promoción de la participación ciudadana, el control social, la lucha contra la corrupción y la promoción de transparencia y buenas prácticas de la designación de las autoridades y la rendición de cuentas.

TRANSFORMAR LA EDUCACIÓN SUPERIOR

Transformar la Educación Superior requiere de esfuerzo y voluntad. Existe el camino, pero hay voluntades que movilizar para vencer obstáculos y burocracias. Hay que hacer realidad los cambios tantas veces anunciados. La innovación educativa no puede esperar. Estimadas, estimados, estas son mis notas de hoy.

Hacer realidad el cambio …

UNIVERSIDAD, PARTICIPACIÓN CIUDADANA Y CONTROL SOCIAL

La Red Metropolitana de Participación Ciudadana es un proyecto que tiene varios años en la fragua de las acciones de la Fundación y la Universidad Metropolitana. Como proyecto universitario ha venido involucrando en los últimos períodos académicos a cientos de estudiantes, profesores y ciudadanos en varias actividades de seminarios, talleres y eventos presenciales y en línea. El equipo de este proyecto universitario de vinculación con la sociedad y el Grupo de Comunicación FM – UMET han venido trabajando en la socialización de estas actividades y me ha pedido comparecer para exponer mis ideas esenciales del como puede la Educación Superior y la Universidad contribuir a la participación ciudadana y el control social, establecer espacios, mecanismos que involucren a esa masa joven en formación que transita por las Instituciones de Educación Superior del Ecuador. En este video mi intervención sobre el tema en una primera parte, lo cual deberá continuar con la presentación del mapa conceptual de la plataforma informática que podrá servir como un espacio tecnológico, transparente, del más amplio acceso al propósito del proyecto.

Universidad, participación ciudadana y control social

SOBRE EL PROYECTO

Varios colegas y amigos me han estado abordando sobre el último convenio firmado entre la Fundación Metropolitana y el IESSE. La firma del convenio es el sello de un compromiso con este proyecto de virtualización educativa por parte de la Fundación y la Universidad Metropolitana, TELCONET Y NETLIFE, así como el de todo un equipo de trabajo de las distintas partes involucradas. Estaré informando de los avances en cada paso y progreso. Este video lo dedico a ampliar un poco más sobre lo que significa este proyecto.

… educar, educar, educar
estudiar, estudiar, estudiar …

AMPLIO ACCESO Y UNIVERSALIZACIÓN DE LA EDUCACIÓN

Hemos firmado un convenio para sellar el compromiso multilateral de la Fundación Metropolitana, la UMET, TELCONET Latam, NETLIFE e IESSE. Llevar la educación a todos los rincones del Ecuador, brindar una oferta académica en entornos virtuales de aprendizaje para todos los niveles educativos requiere de la alianza estratégica de la Universidad, la Empresa y el Estado.

Firma del Convenio FM – IESSE, Guayaquil, 26 de julio 2022. Ec. Jan Tomislav Topic / Ing. Carlos Espinoza Cordero, PhD

youtu.be/2P2aEX-L-sI

Celebramos este acontecimiento compartiendo nuestros fines institucionales y direccionándolos al sagrado fin de educar.

Continuando acciones de internacionalización de la oferta académica

La internacionalización de la oferta académica es una acción en la mira de la mejora institucional de la UMET dirigida a ofertar cada vez más carreras competitivas en cuanto a su pertinencia, relevancia y la empleabilidad de los graduados. Para los campos del conocimiento de la Educación y el Derecho este propósito es prioridad atendiendo a las necesidades sociales del Ecuador.

En este empeño hemos realizado reuniones con representantes de instituciones élites de desarrollo como lo son la Universidad de Harvard, la Universidad de Boston, lo cual permitirá a la institución contar con un acompañamiento importante y una visión renovada de la orientación al desarrollo de las carreras y programas de posgrado en esos campos.

La Fundación Metropolitana y la UMET laboran permanentemente en la búsqueda de información y el aprendizaje de las mejores prácticas, avances y tendencias, que puedan servir al desarrollo estratégico institucional y también contribuir al desarrollo de la Educación Superior.

Las reuniones sostenidas con estas importantes instituciones tienen como objetivos la construcción de espacios de colaboración como un soporte para la mejora continua y enfocar de manera permanentemente las estrategias universitarias.

Compartiendo la vivencia

Visitar instituciones de educación superior como la Universidad de Boston permite redimensionar la visión de futuro de una universidad consolidada. No solo por su escala, alcance y desarrollo, sino por su nivel de organización, que se percibe en cada instalación y actividad.

Siempre que participo en un acto de graduación, me vienen a la mente mis convicciones sobre la importancia de la educación para el ser humano y la sociedad, una sociedad de hombres cultos es sin duda una mejor sociedad. También, que el inicio de una carrera profesional no debe ser interrumpida en ninguna circunstancia y ser parte del fin en mente del graduado, del joven bachiller o del adulto que reinicia su carrera.

Me viene a la mente, en esta ocasión, la importancia de la transformación digital, de la universalización de la educación, de los factores que hoy necesitan aceleración para mejorar las tecnologías educativas.

Fomentar alianzas estratégicas y estar al pendiente todos los días de los avances y las tendencias que registra la educación al nivel global debe ser un objetivo de trabajo de nuestros colectivos académicos.

Esta experiencia de la entrega No. 149 de los títulos en el Nickerson Field, Boston. Massachusetts, Universidad de Boston, será para mí, junto al regocijo familiar, un evento inolvidable. Comparto algunas imágenes del evento.

FELIZ 22 ANIVERSARIO

Es mi honor felicitar a los directivos, docentes, estudiantes y administrativos de la Universidad Metropolitana del Ecuador en este 22 aniversario. Hoy nos enorgullece decir que el viaje recién comienza, a pesar de que veintidós años de travesía parecen vastos.

Sabemos navegar con el viento en contra

Construir el futuro de la educación superior en el Ecuador no es tarea sencilla. No obstante, ninguna empresa es imposible cuando en ella se aventuran aquellas personas que con afán e integridad apuestan a una causa noble, y desempeñan invaluables labores en función del progreso. Y qué mejor causa que la de educar para construir un futuro en el que cada individuo, en todas las regiones del país; sin discriminación de género, credo, orientación sexual, etnia, cultura, preferencia política, condición socioeconómica, de movilidad o discapacidad, tenga acceso a una formación de calidad, y pueda contribuir con su profesión a crear una sociedad próspera y equitativa.

Las acciones que la Fundación Metropolitana realiza por medio del auspicio a la Universidad Metropolitana del Ecuador, permiten fomentar la virtualización de la enseñanza. De esta manera hemos avanzado en la consecución de un impacto significativo en la vida de muchas personas, con la premisa de facilitar una educación diferente, por su carácter inclusivo e innovador. La convicción de que el cambio no es sólo pertinente, sino que es necesario, es la única certeza que ayuda a edificar un escenario prolífico para todas y todos. 

Con los resultados recientes en pos de la materialización del innovador proyecto “Netlife Learning” avanzamos en un proceso que hará posible la inclusión masiva en la Educación Superior, como consecuencia de la creación de productos educativos, conforme a un modelo educativo y pedagógico consecuente con las nociones de Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación.  La posibilidad de utilizar la tecnología como un medio facilitador de experiencias educativas inclusivas, significa el inicio de una nueva era en el desarrollo socio-económico del país, fruto del compromiso de la Fundación Metropolitana y de la Universidad Metropolitana del Ecuador con la formación de profesionales competentes, artífices de la transformación y evolución.

Muchas gracias a todas las instituciones nacionales e internacionales, a las universidades, al Colegio de Contadores, al Consejo de Educación Superior, a todas y todos, por sus felicitaciones y reconocimientos.

EL PARADIGMA DE LA COMPLEJIDAD VISTO DESDE LA REALIDAD ECUATORIANA EN LA EDUCACIÓN SUPERIOR

APUNTES PARA UNA REFLEXIÓN Y DEBATE.

Reflexionando sobre varios temas de educación superior en el Ecuador recopilé estos apuntes que les ofrezco a consideración.

El objetivo de este texto es mostrar los principios epistemológicos sobre los que se apoya el Paradigma de la Complejidad y la Teoría del Caos, así como también contextualizar su desarrollo en el marco del debate epistemológico actual. Este Paradigma aglutina a científicos de diversos campos de conocimiento que insisten en la conveniencia de adoptar nuevos modelos teóricos, metodológicos y, por ende, una nueva epistemología, que permita a la comunidad científica elaborar teorías más ajustadas de la realidad. Teorías que permitan diseñar (modernizar) y poner en prácticas modelos de intervención social, educativa, política, económica, ambiental, cultural, más eficaces que ayuden a pilotar y regular las acciones individuales y colectivas. Subyace en esta actitud reformista un firme intento de reformar la racionalidad sobre la que la ciencia y la tecnología se han venido apoyando en la sociedad ecuatoriana.

Esta actitud reformista afecta indistintamente tanto a las ciencias empírico – naturales como a las ciencias sociales y humanas y, en consecuencia, incide asimismo en las Ciencias de la Educación. Los valores epistémicos que motivan esta reforma del pensamiento son, entre otros, los siguientes:

  1. Conocer para hacer; es decir, combinar los conocimientos teóricos con los de acción.
  2. Conocer para innovar; o lo que es igual, conocer para crear nuevos conocimientos, más allá del saber técnico – aplicacionista.
  3. Conocer para repensar lo conocido o pensado; es decir, epistemologizar el conocimiento, poner a prueba las categorías conceptuales con las que el científico o el tecnólogo trabajan para hacer inteligible o manipulable la realidad de la realidad que se desea estudiar o sobre la que se desea intervenir.

Paradigma de la Complejidad y transdisciplinariedad

La vocación analítica de la ciencia positivista genera un saber especializado, reduccionista y fragmentado. Los esfuerzos interdisciplinares, aun cuando nos ayudan a prevenir los excesos de especialización y de compartimentalización del saber, no resultan suficientes para dar cuenta de la complejidad de los fenómenos, sean biofísicos o socioculturales. Es decir, la interdisciplinariedad no resulta una estrategia válida para dar cuenta del entrelazamiento de las múltiples dimensiones sobre las que se organiza la realidad como un Todo, o, lo que es lo mismo, como una unidad interrelacionada (complejidad). Para superar este reduccionismo, el Paradigma de la Complejidad postula la necesidad de organizar el conocimiento científico desde la transdisciplinariedad. La proyección transdisciplinaria de las ciencias persigue como objetivo, siguiendo a Edgar Morin (2001:32 y s.) «no un sector o parcela sino un sistema complejo que forma un todo organizador que operan el restablecimiento de conjuntos constituidos a partir de interacciones, retroacciones, interretroacciones y constituyen complejos que se organizan de por sí». El epistemólogo y físico teórico Basarab Nicolescu, director del CIRET, ha precisado aún más esta noción. Por transdisciplinariedad entiende aquellos que se sitúa a la vez entre las disciplinas (interdisciplinariedad), a través de las disciplinas (pluridisciplinariedad) y más allá de las disciplinas (transdisciplinariedad) cuya finalidad es la comprensión del mundo presente a partir de la unidad del cocimiento. Unidad que no opera por reducción, como es lo propio de la Ciencia Positivista, sino integrando y dando cuenta de la pluralidad, de la diversidad, de las propiedades emergentes de la realidad, como evidencia la Teoría del Caos.

Teoría del caos y Paradigma de la complejidad constituyen los actuales modelos científicos transdisciplinares de los que se nutren teóricos de diversas áreas científicas, desde la Física, la Química, la Neurofisiología, la Biología y la Medicina hasta el Derecho, la Sociología, la Economía y la Pedagogía para aproximarse a sus respectivos objetos de estudio. Desde el punto de vista aplicado, la existencia de software permite descubrir posibles comportamientos caóticos que pueden originarse tras la modelización e implementación de un determinado programa o modelo pedagógico mediante el empleo de la metodología basada en el análisis de sistemas: Modelización y Simulación. Un ejemplo de aplicación de la Teoría del Caos en Pedagogía nos la ofrecen Rius Lozano, M. et al (2002) y su equipo de investigación. El estudio, enmarcado en el Proyecto Transdisciplinar «La Teoría del Caos y sus aplicaciones a la evolución, autoorganización, predicción y control de sistemas complejos naturales y sociales, aplican la Teoría del Caos y el Análisis Sistémico (Paradigma de la Complejidad o Paradigma Sistémico) como metodología de análisis (conceptual y estadístico) para analizar la influencia del sistema educativo.

Por ejemplo, más allá de concebir el sujeto (aprendiz) como un sistema exclusivamente psíquico (léase cognitivismo), se le concibe como sistema complejo o totalidad interrelacionada y, en consecuencia, como sistema biopsíquico y sociocultural simultáneamente. Frente a la visión analítica y mecanicista de la ciencia clásica positivista, preocupada por observar y explicar una sola dimensión de la realidad biofísica, psíquica o social, la nueva ciencia que inaugura el Paradigma de la Complejidad proyecta una visión unificadora de la naturaleza y la sociedad. Unificación que excluye toda pretensión reductora, como hizo la ciencia positivista, para lograrla a partir de la integración de todos los elementos y dimensiones que constituyen la realidad u objeto a analizar.

La vocación multidimensional e integradora del Paradigma de la Complejidad localiza y establece puentes entre los distintos niveles de organización del sistema (ley sistémica de la totalidad) generando enfoques integrados del conocimiento (Núñez Cubero, L. y Romero Pérez, C.:2003:132 y ss.). Esta nueva forma de pensar y hacer ciencia desde la Complejidad y el Caos implica, entre otras, las siguientes características definitorias:

  1. Analizar la complejidad o, lo que es igual, indagar las relaciones dinámicas del todo con las partes y las relaciones dinámicas entre azar (indeterminado) y necesidad (determinado, probabilístico). El «todo» o «sistema», como nos enseñó la Sistémica, implica algo más que una magnitud, sino como una estructura diferenciada, con identidad (autonomía) propia que responde a un tipo de organización en funcionamiento y en relación específica. Esta estructura o sistema estaría compuesta por elementos interrelacionados que actúan y retroactúan en el interior del sistema en un flujo dinámico haciendo funcionar al sistema, transformándolo por los intercambios con el medio (entorno del sistema).
  2. Analizar lo caótico, es decir, el comportamiento impredecible del sistema pero que responde, no obstante, a un orden subyacente.

No debe olvidarse que caos no es desorden, sino aparente desorden manifiesto que, sin embargo, responde a un orden latente. Los sistemas caóticos implican una dependencia sensible a las condiciones iniciales y son aperiódicos, por lo que resulta difícil predecir su trayectoria o evolución.

Descubrir el comportamiento caótico del sistema o ese orden subyacente es el objetivo de la Teoría del Caos. Descubrir los atractores o focos activos de los sistemas, sean físicos o sociales, las fluctuaciones, la fractalidad, la coevolución de distintos sistemas, etc. son entre otros, dimensiones de la realidad que es posible conocer mediante esta teoría y este nuevo Paradigma Científico.

Mediante el Paradigma de la Complejidad nos aproximamos a una nueva forma de pensar la realidad. Si la ciencia mecanicista aspiraba al conocimiento de lo universal, la ciencia de la complejidad aspira al conocimiento de la diversidad y lo particular.

Frente a una ciencia dualista, el Paradigma de la Complejidad se estructura sobre presupuestos no dualistas que reconoce diferencias de procesos de naturaleza diferente –bio-físicos, psicosociales y socioculturales– integrados en un sistema o todo organizado en funcionamiento. Frente a una ciencia reduccionista y monolingüe, el Paradigma de la Complejidad nos exhorta a construir una ciencia integradora y, por tanto, inter y transdisciplinar. Frente a una ciencia que excluye la aleatoriedad, las bifurcaciones y fluctuaciones, en definitiva, el tiempo y, con ello, la irreversibilidad, el Paradigma de la Complejidad los incorpora y, con ello, la capacidad evolutiva y posibilidades transformadoras de los sistemas. Frente a la visión entrópica de la realidad, se opone, en el Paradigma de la Complejidad, la visión sinérgica de la misma. Frente al monismo científico de la ciencia paradigmática –Ciencia analítico mecanicista–, el pluralismo metodológico del Paradigma de la Complejidad.

Si interiorizamos el mensaje de la contextualización del paradigma de la complejidad en la educación superior en el Ecuador, se antecede de un análisis crítico sobre los presupuestos teóricos que sustentan el mismo y del momento histórico que vive nuestro país inmerso en ofrecer un perfeccionamiento, cambio y profundad transformaciones en la educación superior, se considera inteligente y oportuno reflexionar sobre estos apuntes teóricos que en estos momentos la comunidad científica internacional dedica sus energías y esfuerzos a la noble tarea de la educación.

Desde estas reflexiones exhortamos a la comunidad universitaria a debatir el tema que pensamos es transcendental para el perfeccionamiento que se lleva a vías de hecho en estos momentos en el Ecuador.