Foro académico de la Fundación Metropolitana y la UMET con el Dr. Zaffaroni: Los desafíos del Derecho ante el deterioro de las democracias latinoamericanas

IMG_1104-Grande-1024x683

Más de 500 personas se congregaron el jueves 26 de julio en el Salón Shyris del Hotel Hilton Colón en Quito para asistir a la Conferencia Magistral Los desafíos del Derecho ante el deterioro de las democracias latinoamericanasimpartida por el Dr. Eugenio Zaffaroni, que en la actualidad se desempeña como juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). El evento estuvo auspiciado por la Fundación Metropolitana, donde magistrados, fiscales y abogados asistieron junto a estudiantes de la carrera de Derecho de la Universidad Metropolitana del Ecuador (UMET) a este foro académico, que busca generar un espacio de análisis reflexivo y pensamiento crítico en la sociedad ecuatoriana, objetivo primordial de la Fundación Metropolitana en concordancia con el desarrollo integral de la academia nacional.

2-1024x768

La mesa directiva estuvo conformada por el protagonista de este espacio académico, el Dr. Zaffaroni, el Director de la Fundación Metropolitana, el Abg. Juan Pablo Arévalo, la Vicerrectora Académica de la UMET, la Dra. María Lucia Brito, el Secretario Ejecutivo del Patronato Universitario, el Dr. Pablo Leguísamo, el Director encargado de la carrera de Derecho, El Dr. Oswaldo Brito, y la invitada de honor, la Dra. Gina Chávez.

Fue la Dra. Chávez quien arrancó este foro académico con una contextualización del momento que vive América Latina en relación a la disciplina del Derecho, haciendo especial hincapié en la transformación regional que se dio en las últimas dos décadas en materia constitucional. No obstante, antes de dar paso al Dr. Zaffaroni, nuestra invitada de honor agradeció este tipo de encuentros por el aporte que significa para la academia y los actores sociales que actualmente enfrentan diversas crisis.

De esta manera, ante un salón entusiasta, dio comienzo la Conferencia Magistral a cargo de uno de los más influyentes teóricos del Derecho Penal que existen en América Latina. Haciendo un breve repaso histórico del fenómeno de la globalización que en nuestros días se desarrolla mediante una revolución tecnológica y el denominado tardocolonialismo, Zaffaroni defendió que detrás del Derecho se encuentra el poder planetario, el cual históricamente a través del Derecho Penal (también llamado poder punitivo) ha hallado su mejor socio en la representación del Estado y un poder mediático, que sitúa a la región como la que registra mayores tasas de homicidios y desigualdades en el mundo.

Una problemática que el juez de la CIDH considera que repercute en la normalización de la violencia en muchos de los países latinoamericanos. Tanto es así que el ejemplo más notorio de ello se basa en generar la impresión de cárceles pobladas de homicidas, cuando la realidad supera a la ficción: “La mayoría de los presos en América Latina son encarcelados por delitos contra la propiedad y el tráfico ilícito a pequeña escala, y más de la mitad no han recibido condena”, señaló Zaffaroni. Esto, además, se une a otro debate en la disciplina del Derecho como es la cuestión de la edad criminal, que para el autor de El enemigo en el Derecho Penal se reduce en disfrazar el blanco objetivo al adolescente de barrio precario, ya que “por lo general, en la región no tenemos terrorismo como tal”.

Para entender este argumento es necesario partir del cambio fundamental que el capitalismo mundial experimentó en la década de los 70, cuando lo financiero derivó en la concentración de grandes corporaciones transnacionales, ocupando estas el lugar de la política con dos objetivos: “Debilitar al Estado y crear un modelo de sociedad 70-30”, comentó el Dr. Zaffaroni. Así, este mundo global excluye al 70% de la población a través de una realidad inventada con el monopolio de los medios audiovisuales, cuyo discurso único construye una realidad: “En muchas ocasiones se trata de una realidad violenta donde se apela a la represión como reaseguramiento del nuevo modelo 70-30”.

Ante este escenario, el juez de la CIDH partió también de la pérdida de soberanía que enfrenta América Latina y que va en consonancia con el control territorial. Un ejemplo de ello es la criminalidad organizada que se traduce en el consumo del mercado del narcotráfico en el Norte y las armas que se venden al Sur, con el monopolio del lavado del dinero, sumado a los refugios fiscales en la región, explicó Zaffaroni. Para el conferencista, tres son las maneras de enfrentar a la mencionada criminalidad organizada: “Tomar el Derecho como una lucha, bajar la selectividad estructurada del derecho punitivo, que cada vez más tiene una dinámica persecutoria en nuestra región, y luchar contra la estigmatización diaria presente en los medios de comunicación”.

Finalmente, Zaffaroni concluyó que en el Derecho no se puede ser neutro: “No se trata de restaurar lo que no sirve, sino crear algo nuevo, repensar las estructuras del Estado hacia una mayor redistribución ante esta criminalidad organizada”. Asimismo, “el Derecho deber ser instrumento para ello, no un obstáculo, el camino de la reformulación de nuestras democracias en América Latina”, sentenció el teórico penalista.

De este modo, se puso fin a un nuevo foro académico de la Fundación Metropolitana y la UMET, firmes en su compromiso por generar espacios de discusión y debate, de desarrollo del intelecto y el pensamiento crítico, cuya premisa es proporcionar valor agregado a nuestra sociedad y nuestros estudiantes para formar grandes profesionales con valores y, por ende, mejores ciudadanos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.