Somos la más pequeña de las grandes universidades

Una síntesis de la entrevista realizada por los medios universitarios en la ocasión del XIX Aniversario de la Universidad Metropolitana.

 

La Ley de Creación No.2000-14 del 2 de mayo del 2000 supone para la Universidad Metropolitana del Ecuador (UMET) una fecha especial. Hace 19 años se fundó esta Institución de Educación Superior en la ciudad de Guayaquil, que hoy día es la Sede Matriz de la UMET, que también brinda educación universitaria en las sedes de Quito y Machala. Sobre los inicios, el presente y el futuro de la UMET, conversamos con el Rector Ing. Carlos X. Espinoza Cordero, PhD.

¿Qué han significado estos 19 años para la UMET?

“En estos 19 años la UMET ha sido una institución que con orgullo puedo decir que la dirijo desde su fundación, y que con total satisfacción puedo decir que hoy es una universidad que ha pasado todos y cada uno de los procesos que el Estado a una Institución de Educación Superior debe regirle.

El balance es muy positivo desde que la UMET nació en el año 2000. En conjunto hemos trabajado con los órganos de control, con todas las autoridades políticas y públicas de este país desde el año 1998. Somos una universidad urbana, con sede en 3 ciudades: Guayaquil, Quito y Machala. Hemos trabajado arduamente, hoy la UMET está instalando un nuevo campus en la zona céntrica de Quito. Creemos que estamos expandiéndonos diariamente, no solo en la infraestructura, sino en el crecimiento de sus doctores con grado PhD. Fuimos y somos la única universidad que cumple con el 40% de doctores con grado PhD. Hemos sido acreditados con una de las más altas calificaciones en nuestra carrera de Derecho a nivel nacional. Así que la UMET está trabajando día a día con su cuerpo docente y dicente para poder entregar a la sociedad ecuatoriana una institución sólida académica, ética y moralmente, y que aporte a los cambios y a la transición que está viviendo el Ecuador”.

¿Cuál es el aporte de la UMET al Ecuador?

“La transición no significa haber crecido y nacido como ley. Hoy la UMET es una universidad que aporta a tres ciudades importantes en el Ecuador, con diferentes campus, plataformas tecnológicas, profesores nacionales e internacionales con grado PhD, titularidad de sus docentes, aportes de nuevas carreras, libros o proyectos científicos. No solo eso hoy es el aporte académico de la universidad, sino que nacimos en un momento donde la transición en el Ecuador era vital. Hemos pasado tres leyes, hemos ayudado en la creación y transformación de tres leyes de Educación Superior en este país, de tres regímenes académicos en el Ecuador, impulsando a los congresistas, a los asambleístas, a las nuevas autoridades, a los nuevos gobiernos, guiando a Gobiernos Autónomos Descentralizados, trabajando de la mano para poder tender los cambios de épocas y las épocas de cambios que estaban viviendo en el Ecuador.

Cambios de gobiernos, de constitución, de la normativa general de este país, que unido con la academia, han podido hoy decir que tenemos un sistema de educación superior mucho más fuerte y sólido. Y dentro de eso la UMET puede decir con orgullo que era la primera universidad que desarrollaba programas de maestría con el 100% de profesores con grado PhD. Maestrías nacionales e internacionales que hoy se dan en todo el sistema de educación superior del país.

Esta universidad creó la Red Metropolitana de Educación Superior junto con técnicos y tecnológicos de todo el Ecuador. Llegó a conformar la red más grande e importante de este país, y hoy esas alianzas han hecho que existan oportunidades para personas que quieren vincularse al sistema académico superior. Bien por ese desarrollo para todas las instituciones que confiaron en la UMET durante estos 19 años en Quito, en Guayaquil, en la provincia de El Oro. Instituciones internacionales como la Universidad de Quebec en Montreal (Canadá), la Universidad de Cartagena (España), la Universidad de Cienfuegos y La Habana (Cuba), y un sinnúmero de instituciones internacionales que han trabajado con la universidad empujando al sistema de educación superior, y dándole oportunidades a profesionales para que puedan generar procesos de transferencia tecnológica, llegar al Ecuador y distribuirse por todo el sistema. Yo me siento como rector totalmente complacido de poder haber servido a este país en esa transición”.

¿Cuáles son las nuevas propuestas de la UMET para el futuro?

“La UMET es la única universidad inclusiva en el Ecuador porque, desde sus inicios, su normativa y su estructura jurídica creó una institución que pueda llegar a la gente. Eso se va a consolidar y ampliar nacional e internacionalmente. Hoy estamos remodelando las instalaciones nuevas que hemos adquirido en la ciudad de Quito para crear un nuevo campus y un nuevo espacio que atienda a nuevos estudiantes que quieran ingresar al sistema de Educación Superior.

La UMET ha desarrollado convenios internacionales con universidades de Massachusetts para poder ofrecer una oferta de posgrado directamente en el Ecuador, y que puedan los estudiantes hacer pasantías en universidades internacionales. Adaptarnos al nuevo régimen académico, darle mayor movilidad al profesorado y al alumno, mayores facilidades a través de las transferencias de tecnologías y el conocimiento extranjero que pueda aportar al Ecuador.

Desarrollar y consolidar las plataformas virtuales que nos sirvan para darle servicios óptimos al alumnado, y que los procesos de admisión, matriculación y clases sean más interactivos y puedan adaptarse al mundo real y a las necesidades de la gente joven que está ingresando diariamente a nuestras instalaciones”.

 ¿Cuáles son sus deseos para los estudiantes, docentes y trabajadores de la UMET?

“Primero agradecer a los trabajadores de la UMET. Muchos han estado desde el inicio de la universidad. Agradecer a su cuerpo de Regentes en la institución, a los directivos de Machala, Quito y Guayaquil, al personal administrativo que día a día trabaja con la Universidad, que día a día ve como guiamos a nuevos seres humanos con paciencia, voluntad y sacrificio para que se desarrolle, para que sean ellos los que hagan de este país un gran país y salgan adelante.

A los alumnos, tengan la confianza y la seguridad que están en una institución seria. Somos la más pequeña de las grandes universidades a nivel mundial. Vamos a trabajar en conjunto para crear una institución mucho más abierta, más amplia, con mentalidad juvenil, de futuro y esperanza.

Somos una universidad inclusiva, somos una universidad diversa. Vamos a seguir trabajando de la mano con nuestros doctores, nuestros másteres, nuestro personal administrativo y cuerpo de Regentes para hacer de esta institución una institución que dure mil años, que dure en el tiempo y que no baje la cabeza ante ninguna dificultad. Que la ciencia y la tecnología, y la voluntad humana de los alumnos, trabajadores y cuerpo docente pueda vencer. Esa es la institución de Educación Superior que queremos: es de ustedes y es para ustedes. Vamos a seguir creciendo en la institución. Felicitaciones y suerte en estos 19 años”.

2 respuesta a “Somos la más pequeña de las grandes universidades”

  1. Son valiosas las contribuciones de la UMET a la sociedad ecuatoriana, significativa la cantidad de profesionales formados en sus aulas y que prestan sus servicios en la más diferentes esferas de la economía y de los servicios.

  2. Felicitaciones a todos los colegas en el nuevo aniversario. La Universidad avanza grandemente, los resultados así lo muestran. Cada día es visto su enorme potencial en la formación profesional de sus graduados aporte sustancial a la sociedad en el Ecuador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.